Inicio
Nosotros
Correo
  Online translator:
Mastering Sound
El toque final para tus grabaciones musicales.


¿Qué es la masterización?
El objetivo fundamental de la masterización de archivos de audio se centra en la puesta a punto final de una grabación, dejándola en las mejores condiciones para su escucha y distribución a través de cualquier soporte, CD, Internet, radio, TV, etc.
Hay que decir, también, que la masterización no debería existir. De hecho, allá por las decadas de los años setenta/ochenta en la mayoría de estudios de grabación profesionales no existía este procedimiento como proceso independiente. La masterización se fundía, como un todo, junto con el proceso de mezcla, donde se cuidaban los niveles, la ecualización, etc. Es decir, todos los procesos que la masterización actual permite hacer.
En el presente, existen dos tipos diferentes de masterización, la masterización automática y la manual.

Masterización automática o manual
Si existiera un único método para obtener una buena grabación, entonces sería posible realizar sobre un archivo de audio determinados procesos previamente programados de antemano para obtener un buen resultado. Pero, lo cierto es que no existe un único método de grabación. Muy al contrario, los procesos o maneras de realizar una grabación son muchísimos, únicamente limitados por el conocimiento e imaginación del ingeniero de sonido. Por estas razones, los resultados obtenidos con los sistemas, llamados automáticos, jamás podrán estar a la altura de una masterización manual. Nosotros desechamos, por ahora, la masterización automática.

Los procesos involucrados

  • Puesta a punto de una grabación musical en estudio o directo
    Después de realizar las oportunas grabaciones y mezclas de los diversos instrumentos, es conveniente equilibrar el compuesto sonoro antes de su distribución. Desde el punto de vista técnico, actualmente es el paso final de cualquier producción musical.
  • Restauración de viejos archivos de audio.
    En ocasiones lo que se intenta es la restauración de viejos archivos de audio. Ya sea por tratarse de grabaciones creadas con viejas tecnologías o, también, debido al deterioro ocasionado por el paso del tiempo en las obsoletas cintas de audio o discos de vinilo.
    En las primitivas grabaciones musicales, la respuesta de frecuencia dejaba mucho que desear en los extremos de la banda, debido principalmente a la mediocre calidad de los micrófonos de la época, los cuales, producían una acentuación exagerada de las frecuencias centrales, entre otros defectos.
    En la figura 1 observamos, grosso modo, la distorsión de frecuencia de un antiguo micrófono. Esta respuesta condicionaba el resultado final de la grabación donde, la exagerada acentuación de las frecuencias medias, enmascaraba otros detalles. En la figura 2 vemos la curva de respuesta de un micrófono actual de condensador. Las diferencias son evidentes.
    Por desgracia existen otros parámetros, tal como la distorsión no lineal donde es prácticamente imposible eliminarla de las viejas grabaciones.

En cualquiera de los dos casos, puesta a punto o restauración, pueden aplicarse los siguientes procesos:

  • Control del volúmen, es decir, la normalización de los niveles de audio.
  • Ajuste de la dinámica (Expansión o compresión).
  • Ajuste del espacio sonoro.
  • Eliminación de parásitos tales como ruidos chasquidos, etc.
  • Corrección de la respuesta de frecuencia.
  • Control de la carga de bits y profundidad del muestreo.
  • La presentación final, secuencia y espaciado cuando son varios los archivos.

Primeros ejemplos de masterización más espacialización
Si fuese necesario y con el objeto de lograr una buena espacialización, en nuestras masterizaciones intentamos implementar, de forma total o parcial, la siguiente ecuación de forma manual, es decir, sin utilizar "plugins de terceros":

ESP(p,t,T) = Dir(Δp,0,0) + Dir(0,Δt,0) + Dir(0,0,ΔT)

    Donde:

  • ESP: Espacialización de la grabación.
  • p: Diferencias de amplitud. (Efecto fisiológico).
  • t: Diferencias de tiempo. (Efecto fisiológico).
  • T: Diferencias de timbre. (Efecto psicofisiológico).

De hecho, es la expresión que rige el proceso HRTF. Es evidente que, en la mayoría aplastante de los casos, se tomará una versión reducida de esta ecuación.

De mono a pseudo estéreo
Estrictamente hablando, convertir una señal monofónica en estéreo es imposible por razones obvias. Por esta razón este tipo de masterización representa uno de los casos más complejos y los resultados obtenidos no siempre se encuentran a gusto de todos los oyentes puesto que el efecto "estereofónico" conseguido en estos archivos es bastante subjetivo.
Hemos de decir que, tanto en el pasado como, también, en nuestro presente tecnológico, siempre ha sido un reto este tipo de experimentación con el sonido, tanto en lo que repecta a la espacialización como, también, en menor medida, a la respuesta de frecuencia.

Las muestras de sonido
En este apartado iremos presentando los diversos resultados que pueden presentarse realizando un proceso de masterización manual. En la escucha puedes ir alternando entre una y otra pista, notarás mejor las diferencias existentes entre los distintos archivos.
En el primer ejemplo, presentamos la grabación de un conocido tema de jazz, "Ivette" de Stan Getz realizada en 1951. Es una grabación bien realizada aunque estrictamente monofónica, con el espectro, nivel y dinámica algo reducidos dado el nivel de calidad de los dispositivos de la época.
Por otra parte, según el tipo de música a masterizar convendrá un tipo de proceso u otro. Esta es la razón que presentemos varios archivos realizados con diferentes técnicas.

Ivette. Original año 1951
Grabación tal como apareció en el mercado discográfico. Señal monofónica grabada en cinta y distribuida en disco.

Ivette 2020/01. Pseudo estéreo.
Imagen pseuso estereofónica a través de la manipulación de la amplitud de la onda y la frecuencia. Es el sistema más antiguo y, además, el más fácil de realizar, incluso con hardware.

Ivette 2020/03. Pseudo estéreo.
Pseudo estéreo.
Además de jugar en el dominio del tiempo, hemos realizado, una corrección de niveles y espectro de frecuencias.

Ivette 2020/04. Pseudo estéreo.
Igual que en el caso anterior pero forzando la magnitud de cada parámetro para conseguir una mayor amplitud pseudo estereofónica.
ATENCIÓN. No es 100% compatible con los sistemas de reproducción que utilicen la señal (I+D) en la escucha con un único altavoz, tal como ocurre en la mayoría de móviles y tablets.

Es interesante señalar que si visualizamos las pistas I y D con algún tipo de software, en algunos casos parece que no tienen el mismo nivel, lo cual es cierto. Se trata de compensar a través de la amplitud, las manipulaciones realizadas en el dominio del tiempo (2020/02/03/04) o la frecuencia (2020/01).
Para saber más sobre estos procesos puedes leer el tutorial (link) "La localización por el oído"

En la actualidad, la masterización musical sobre una señal monofónica es más bien una rareza. En este caso, el proceso de masterización queda relegado a la actualización de grabaciones musicales antiguas u otros archivos de sonido no musicales con fines de investigación.
Más común es la masterización sobre archivos del tipo estéreo compatibles, estéreo extendido (el llamado sonido 3D) y, finalmente, grabaciones HRTF (binaurales con cabeza artificial y plugins).
Según el tiempo disponible, podríamos ir añadiendo nuevos archivos de audio masterizados, tanto de música moderna como, también, clásica.

En resumidas cuentas, la masterización es un proceso muy útil para mejorar y/o recuperar:

  • Grabaciones musicales actuales, tanto "caseras" como profesionales.
  • Grabaciones musicales antiguas.
  • Espacialización.
  • Ficheros deteriorados.
  • Investigación de sonidos.
  • etc.

¡Haz que te oigan, electrifica tu instrumento musical!

 Subir   Inicio 

Rivel. Acústica Musical. Barcelona
Sonido 3D, envolvente, binaural. La cabeza artificial.